Personajes de Punjar: Kiara, la Estrella Nocturna

Kiara, la Estrella Nocturna
Humana, Bailarina del Pulgar del Diablo

Apariencia: El atractivo de Kiara sólo es comparable a su sed de venganza. No suele mirar a los ojos directamente de ningún hombre porque al instante es capaz de despertar en él el deseo más irrefrenable. Cuando no actúa como bailarina cubre su cuerpo completamente con ropas oscuras y a menudo oculta su rostro con una gran capucha carmesí.

Pasado: Kiara fue una niña maldita. Su inherente gracia para el movimiento y su ineludible belleza le trajeron problemas desde su más tierna infancia. La menor de tres hermanas, Kiara resultaba frecuentemente maltratada por ellas, envidiosas ante sus dones y atractivos. Siempre era la encargada de realizar las tareas más pesadas, de recorrer las distancias más largas para cualquier diligencia y de esperar el tiempo que hiciera falta para la vuelta de las frecuentes escapadas que sus hermanas realizaban al Gran Zoco de Punjar, viviendo como vivían en el cercano distrito de Los Comunes.

De padre curtidor y madre costurera, vivió entre telas, recortes, hilos y pieles, aspirando a suceder a su madre en tal oficio y soñando con vestir con sus propios diseños a las más altas nobles de la ciudad en sus afamadas fiestas. Desde pequeña no paró de bailar y de moverse, su gracia era tal que todos los muchachos que la veían quedaban cautivados para siempre con el halo que la envolvía, muchos de los cuales quedarían embelesados por su atractivo de por vida.

Siendo ya adolescente, conoció a quien sería parte de su destino, un joven muchacho ambicioso recién llegado de Puentearcado que iba cada tarde a su puerta esperando verla, a menudo portando regalos que conseguía trapichear entre sus muchos contactos en el Zoco. Ese muchacho, con el tiempo, llegaría a ser Dramas El Halcón, el segundo jefe más importante de los mercaderes de Punjar. En aquel entonces no era sino un chico flacucho y avispado, perdidamente enamorado de Kiara, aunque ya tan ambicioso que su sed de dinero podía empezar a verse en su rostro. Kiara jamás le hizo excesivo caso, más allá de recibir algunos de sus regalos, pero al percatarse de que eso no hacía sino alimentar su insistencia terminó por no hacerlo de modo que eso enfureció a Dramas aún más.

Completamente despechado, especialmente cuando Kiara empezó tratos de amor con un joven guardia de los Dracones de La Puerta Negra, Dramas consiguió, a través de su padre, un poderoso mercader con contactos en todo el distrito del Zoco, que el progenitor de Kiara cayera en desgracia al no recibir pedido alguno y ser considerado un artesano a evitar. Las desgracias nunca vienen solas y tras un duro período de sequía económica en la familia, el padre de Kiara enfermó, quien sabe si de angustia o pena por no poder apenas alimentar a los suyos y acabó muriendo en poco tiempo.

La fortuna quiso que la madre de Kiara consiguiera trabajo como remendadora en un salón de bailarinas del Pulgar del Diablo, a donde toda la familia emigró. Allí, Kiara rápidamente fue descubierta por Rhyona, la dueña del salón, quien no tardó en ver las dotes para el baile y el atractivo que poseía. En poco tiempo Kiara despuntó como una de las mejores bailarinas del Pulgar del Diablo y es hoy el día en el que nobles de la Alta y Baja Corte, señores de toda condición (e incluso se dice que el propio Soberano disfrazado) acuden muchas noches a verla moverse sobre los escenarios tenuemente iluminados del Salón Kieffir.

Lo que pocos sospechan es que Rhyona es, además, una agente de la familia noble Indragi y recluta para ellos espías que puedan moverse en el confuso ambiente del Pulgar del Diablo, ideal para sonsacar información a los sirvientes de nobles y a los nobles mismos, así como a miembros de casi todas las facciones de poder de Punjar. De este modo Rhyona, al ver no sólo el potencial para el baile de Kiara sino su inherente talento para volver locos a los hombres y manipularlos con su atractivo, la reclutó como espía y la adiestró en las artes letales del asesinato más sutil a través de venenos y dagas emponzoñadas.

Kiara es pues, además de una de las estrellas nocturnas del Pulgar del Diablo, una adiestrada espía y asesina que se halla al servicio de los Indragi. Recientemente ha llegado a sus oidos el rumor de que fue Dramas quien trajo la desgracia a su familia y está esperando el momento adecuado para cumplir justa venganza.

Este es un personaje de Punjar, La Joya Sin Lustre, ciudad que aparece en la Aventura para Dungeons & Dragons 4ª Edición titulada Mercenarios de Punjar, publicada por OkGames y ya disponible en tiendas normales y en la tienda online de OkGames.

Descubre mucho más sobre Punjar, La Joya Sin Lustre en:

Página Oficial de las Dungeon Aventuras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: